Monclova, Coah.-(www.lmb.com.mx) 18 de junio de 2022. En el marco del Juego de Estrellas de la Liga Mexicana de Beisbol, mascotas de la LMB convivieron con cerca de 100 personas entre niños de Ligas Pequeñas y sus familias en el Parque Xochipilli de Monclova, Coahuila, como parte de la labor social de las botargas y el compromiso del circuito veraniego con la comunidad.

 

Participaron niños de los equipos Gigantes y Acereros de las Ligas Pequeñas monclovenses, como parte de un juego de entretenimiento en el campo 1, donde las mascotas de la LMB divirtieron a los pequeños tomando algunos tunos al bat y lanzado la pelota hacia home, aunque en realidad unos la sacaron del parque por el área de back stop.

 

Los niños estaban jugando su partido de la liga sabatina, cuando fueron sorprendidos por estos famosos personajes de la Liga Mexicana de Beisbol, la mañana de este sábado, cuando Furia y Ganancio, mascota de los Acereros de Monclova, fungieron como anfitriones de este evento de responsabilidad social, en los campos de beisbol del parque Zochipilli,  para recibir a Tico Teco, mascota de los Tecolotes de los Dos Laredos; Lorenzillo, de los Piratas de Campeche; Chacho, de los Tigres de Quintana Roo; Kike Conejo, mascota de los Saraperos de Saltillo, Pepe Perico, con la representación de los Pericos de Puebla y Cornelio, mascota de Rieleros de Aguascalientes.

 

También participaron Rocco mascota de los Diablos Rojos del México; Leonel “El Coronel”, de los Leones de Yucatán; Pochichoco de los Olmecas de Tabasco; Rango de los Generales de Durango; el Pollo de los Algodoneros de Unión Laguna; Bravo León, como parte de la escuadra guanajuatense; Pachi Aguilar, mascota del Águila de Veracruz; Toro Torín de Tijuana; Perro Sultán de la novena regia; Tato, de los Guerreros de Oaxaca. 

 

Antes de finalizar la actividad se tomaron la foto del recuerdo con ambas escuadras de los pequeños prospectos y al término de esta convivencia, las famosas mascota de la LMB subieron a las tribunas del parque 1 en Monclova, para convivir con las familias de los niños, bailar y corear los cantos de los papás alentando a sus hijos en cada turno.